Ventajas de los pisos de cerámica

A diferencia de las alfombras u otros tipo de pisos, como vinílicos, laminados u otros sintéticos, los pisos de cerámica son mucho más durables.

Un simple repaso con un trapo húmedo y se mantendrá limpio. La limpieza garantiza asepsia y evita problemas de salud porque la cerámica no promueve la producción de ácaros, ni gérmenes, ni bacterias que suelen refugiarse en las alfombras.

Los pisos de cerámica requieren poco esfuerzo para mantener limpio.

Reproduce el diseño de materiales naturales mucho más costosos como piedra, mármol y maderas.

Es muy apto para ser empleado como revestimiento exterior.